miércoles, 28 de abril de 2010

Triatló B Banyoles

Esta semana la cosa empezaba algo más temprano. Hasta esa mañana estaba muy tranquila, veía el triatlón como una simple carrera más y eso que iba a ser mi primer triatlón de media distancia, pero al llegar allí y ver la gente super preparada, con las cabras, etc. me puse literalmente como un flan! Vaya nervios. Menos mal que por lo menos el echo de que las chicas nos tiráramos al agua 5minutos más tarde me calmo un poco, solo un poco, ehhhh.


Pero bueno, en un plis plas dan la salida de los chicos y en 5 minutos al agua patos. Al tirarse al agua costó un poco adaptarse al frio por temas de respiración, pero al poco rato se estaba de lujo. Lástima que hasta que no estuve casi en la primera boya no me di cuenta que no estaba alargando las brazadas perdiendo así un valioso tiempo. Aún y así antes de llegar a las boyas ya estaba adelantando a algunos chicos y sinceramente me fastidio que nos recortaran metros por la temperatura del agua ya que no estaba tan fría una vez ya estabas metido en ella. Pero es lo que había, así que 25’46’’ tardé en salir del agua, sin duda se notan los metros nadados hasta ahora, la comodidad con la que me desenvuelvo en el agua, nada que ver con el sufrimiento que tuve que pasar en mis primeros tris sprint.

La T1 lenta, muy lenta, no había manera de sacar la pierna del chip del neopreno. Pero bueno al final todo se consigue así que me subo a la bici y espero disfrutar tanto como la semana anterior y encima no son una vuelta sino que dos al circuito, me encanta!!!! La primera vuelta genial aunque la primera subida se enganchó considerablemente. No me doy cuenta y ya estoy en la segunda, sensaciones muy buenas y la media mucho mejor de lo esperado. En esta segunda vuelta me adelanta una chica, consigo volverla a adelantar, pero el echo de tenerla enganchada me estaba haciendo forzar demasiado, así que decidí mantener mi ritmo aunque me adelantara, porque después había que correr…y sino no se si lo hubiera aguantado, aun y así la tenia a tiro de piedra todo el rato.

En esa segunda vuelta francamente me mosqueó el descaro que tiene la gente. Venga a chupar rueda todo el mundo! Pero bueno, allá ellos con su conciencia. ……y en menos de lo que he tardado en escribir esto ya estaba acabando la segunda vuelta y entrando a boxes de nuevo y con una media que me dejó impresionada sobretodo por el hecho de que el circuito no es llano. Media de 31,64km/h.

T2, esta vez algo más rápida, con ganas de correr, aunque se que se me puede hacer muy duro correr tanto. Por suerte la primera vuelta se me pasa volando, me dan la primera goma, también hay mucha gente animándome, además un chico con el que hice la primera vuelta me comenta que se nota que estoy corriendo en casa, jejeje. Le digo que se equivoca que no soy de Banyoles, aunque yo también estoy alucinada de que haya tanta gente animándome y más por mi nombre.


Al contrario que en la primera vuelta la segunda se me hace considerablemente larga, hace mucho calor y el cansancio se empieza a notar, aun y así voy bastante cómoda corriendo, me dan la segunda gomita y encaro finalmente la tercera vuelta al lago, ya se puede decir que veo la meta, esta vuelta se hace algo más corta aunque los dos últimos quilómetros se me hacen durillos, no paraba de pensar que en el Ironman aun me quedaría correr el doble de lo que llevo hasta el momento, pienso en que sufriré muuucho, pero desconecto y disfruto de los últimos metros hacia la meta, dónde había un público genial ,animando con muchísimas ganas y sacandóle hasta al más cansado una gran sonrisa por haber conseguido llegar a meta. La parte de run al final la corrí en 1h42’’. Muy muy contenta por ese tiempo, también mucho mejor de lo esperado. Finalmente sume 4h39’28’’ ( que todavía ni me lo creo) :P dándo lo mejor de mí, regulando lo justo para no petar en el intento!

Y sin duda quiero agradeceros a todos los que estuvisteis ahí animando, desde el organizador de la Federación que dice que se ha quedado con mi nombre, a ese equipo, como Ana que cuando me llamó hasta se me puso la piel de gallina, a las suporters del Bicisprint y a Toni por las fotos y los ánimos, y a todos los que también me llamasteis y me disteis ánimos aunque muchos no se quienes erais. GRACIAS a TODOS de verdad!!!!

Pues nada, otro fin de semana redondo, muy satisfecha, viendo que sigo mejorando tiempos, que me siento fuerte y preparada para afrontar el gran objetivo de la temporada: El IRONCAT!

miércoles, 21 de abril de 2010

6 días de Antibes (7-13 de junio 2009)

Suena la alarma del reloj. La verdad, no sé de qué me quejo. Mucha gente se levanta cada día a las cuatro de la mañana. (Claro que no es menos cierto también que no conozco a nadie que lo haga habíandose acostado previamente a las dos.) Con todo, no habré dormido más de hora y media, y en períodos, como mucho, de un cuarto de hora.

Me abrigo sin salir del saco, me pongo luego no sin esfuerzo las zapatillas, y abandono la tienda intentando no hacer ruido para no despertar a ninguno de los coredores que la comparten conmigo. La mayoría dormían ya cuando me acosté y ahí siguen, los muy cabrones.

Hay estudios que discuten la idoneidad de salir a hacer ejecicio antes de desayunar. Yo no solo no he desayunado todavía, sino que ni siquiera me he quitado las legañas. Y ahora que caigo, tendría que haberme cambiado de pantalones, porque estos hace ya dos días que los llevo puestos. Bueno, ya me pondré unos limpios por la tarde. Y a ver si también aprovecho y me ducho.

Cojeo al dar los primeros pasos. Tengo los pies hechos polvo por culpa del terreno y de las chinas que no dejan de entrarme en las zapatillas y que me obligan a pararme y descalzarme a cada rato para desalojarlas. De esta manera, penosamente, paso al poco junto a la mesa del avituallamiento. Lo hago, sin embargo, sin detenerme. No tengo ganas de llevarme nada a la boca porque, entre otras razones, después de tres días de marcha la tengo llena de llagas. Esperaré a la próxima, a ver si queda algo de bizcocho, y en la otra igual hasta me como medio plátano o algún gajo de naranja, y luego me lavo la cara. Entonces me quedarán casi diez horas hasta la próxima parada. Diez horas de marcha y dos de descanso. Así dos veces al día. Ese es mi plan. Paro de dos a cuatro de la tarde y de dos a cuatro de la madrugada. Por la tarde aprovecho el descanso para acercarme a la playa a remojarme los pies e intento echar luego una cabezadita a la sombra. Por la noche me meto directamente en el saco de dormir, sin mayores concesiones al ocio. Me pregunto a ver cuánto aguantaré a este ritmo, porque, sinceramente, ya estoy hasta los huevos. Todavía no he alcanzado la mitad de la prueba y no solo voy cada vez más lento (ya simplemente camino rápido, y no tan rápido como mi ritmo cardíaco parece indicar), sino que además me voy dejando una infinidad de tiempo aquí y allá en paradas que antes eran vistas y no vistas y que ahora se van alargando también cada vez más. Es verdad que sigue poniéndome nervioso el hecho de que en el puesto de avituallamiento se demoren en servirme el puré, que haya cola para las patatas fritas, o que no tengan lista la sopa cuando la pido, pero ahora mismo, cuando no hace más que un rato que he vuelto a reanudar la marcha, ya solo espero que llegue la hora del desayuno y el cocinero catalán ocupe su sitio para coger mi bol de café con leche y un par de pedazos de barra de pan con mantequilla para sentarme de nuevo a la mesa. Los primeros dos días lo engullía a toda prisa; ahora, el desayuno, o la cena, no representan sino una excusa más para introducir un descanso adicional medianamente justificado. Como ir al baño: hay que ver lo cómodo que se está sentado en el retrete mientras todo el mundo sigue dando vueltas al sol. (Y no será porque allí no haya también que hacer cierto esfuerzo.)

El sol empieza a asomar sobre los Alpes. Al otro lado de la bahía, en Niza, las luces de la Promenade des Anglais se van apagando. Un día más. ¿Hoy es miércoles o jueves?

lunes, 12 de abril de 2010

SI QUIERES PUEDES (DUATLO DE VILA-SECA)



Pues como dice el título, si quieres, puedes !
Y es que estoy super contento con el resultado obtenido en la Duatlón de Vila-Seca (Duatló Vila-Seca), celebrada este domingo, con un tiempo impresionante (competí en manga corta), y además este año acompañado de mi cuñado Joan, y también de cuatro compañeros de los ATLETES D'ALTAFULLA, Rafa, Manolo, Sergi y Robert.
Tenía mi mejor marca del año pasado en 1:03:44, y como ya dije, me planteé planificar mis entrenos para intentar mejorar el tiempo, teniendo en cuenta que ya soy un año más viejo (JE, JE), y lo he conseguido, incluso me ha dejado sorprendido mi marca de este año, 00:58:51, casi cinco minutos menos (con este tiempo, el año pasado hubiera subido al podio de veteranos !!). Y al final, el 16 de la general (9º de veteranos), de unos 70 participantes.
La carrera a pie empezó muy rápida, y enseguida se puso cada uno en su sitio, llegando a boxes en el puesto 21.
La transición a la bicicleta me fue bastante bien, lo único malo no tener ningún compañero a mi ritmo en todo el tramo de btt, lo que hizo que no pudiera dar ningún relevo, y me tuve que chupar todo el viento en el tramo de cara yo solito. Al finalizar el tramo de btt iba en la posición 16, que ya no dejé hasta llegar a meta, finalizando los dos últimos kilómetros de carrera a pie a un ritmo aceptable para mí, sin sufrir demasiado en el cambio de bici a carrera a pie.
video
Felicito a mi cuñado Joan, que para ser su primera duatlón, y pese a tener problemas mecánicos con la bici, finalizó en el puesto 18, apenas 2 minutos detrás mío (seguro que el año que viene me hará sufrir). Y también felicito a mis compañeros de los ATLETES D'ALTAFULLA. A Manolo (2º de la general, y 2º de veteranos, una máquina), a Rafa (iba 6º cuando tuvo que retirarse en la transición de btt a running por problemas de calambres), a Sergi (12º de la general, y 4º de Seniors), y a Robert (14º de la general, y 5º de Seniors). Un gran papel de todos.













Y para finalizar, como cada año, pica pica variado, con botifarra a la brasa, bebida para todos, y un sorteo final, con jamón incluido, que para no perder la costumbre, este año tampoco me ha tocado.


Felicitar a la organización, y a ver si el año que viene llegamos a los 100 participantes.
ADEUUUUUU!


PD. Gracias a la reportera, mi hija Cristina, pues sin ella el reportaje hubiera quedado bastante soso. Un beso muy grande para Cris.